Home » Blog » Feministas al Congreso echa a andar

Feministas al Congreso echa a andar

Las personas que siguen este Blog posiblemente sepan que me he incorporado al proyecto Feministas al Congreso, un nuevo partido que aspira a ser “la voz y el voto de las mujeres”, actualmente huérfanas de representación política. Somos muchas las que estamos airadas por el ninguneo y menosprecio que el Gobierno, y especialmente el Ministerio de Igualdad, ha mostrado hacia las feministas, por lo que hemos decidido convertir la ira en acción política.

Sabemos que este es un proyecto que requiere un esfuerzo titánico, ya que no contamos ni con recursos económicos ni mediáticos, imprescindibles para poner en marcha un partido que aspire a tener representación política. Pero después de la presentación del partido en Madrid el pasado 18 de enero, el entusiasmo mostrado por muchas mujeres nos impele a proseguir con toda nuestra energía.

Muchos medios nos han preguntado que por qué es necesario un nuevo partido político y aunque ya lo hemos dicho por activa y por pasiva, no está de más recordar que nuestro objetivo es poner la Agenda Feminista en el centro, una agenda que no debería haberse relegado a favor de colectivos cuyos derechos, por otra parte, nadie discute.

Feministas al Congreso quiere que se aborde el problema de la prostitución con una ley integral contra la explotación sexual, porque no podemos aceptar que esta actividad sea “un trabajo como otro cualquiera”.  Hace falta concienciar a la sociedad de que si existe la prostitución es porque hay hombres que recurren a ella. En este negocio se lucran muchos actores (traficantes, locales, intermediarios), pero nunca se pone el acento en quienes compran sexo. Hay que desmontar la idea de que recurrir a la prostitución es un aspecto del ocio, que es legítimo y que “siempre ha existido”. Hay que convencer a los jóvenes de que comprar sexo no les hace más hombres.

Lo mismo ocurre con el tema de la gestación subrogada o vientres de alquiler. Un tipo de explotación reproductiva que reduce a las mujeres a vasijas, cuyos úteros se alquilan como si fuese un piso. No nos tragamos eso de la “subrogación solidaria”. Queremos que se acabe con esta práctica denigrante que convierte a las mujeres y a las criaturas en mercancía. Los legítimos deseos de descendencia no pueden llevarse a cabo mediante la explotación de los cuerpos de las mujeres.

La denominada autodeterminación de sexo es un disparate que está teniendo efectos devastadores en los países donde se ha aplicado. No solo no se puede cambiar de sexo, sino que esta operación internacional auspiciada por fundaciones con mucho dinero, junto con la industria farmacéutica, está generando un incremento exponencial de chicos y chicas confusas con sus cuerpos, a las que se está abocando a procedimientos hormonales o quirúrgicos que van a convertir este tema en un importante problema de salud pública. Hay que terminar con este delirio.

La Agenda Feminista tiene muchos otros temas a los que hay que prestar atención: la violencia contra las mujeres requiere más recursos, más formación y más seguimiento de las leyes actuales. No vale con un Tuit cada vez que asesinan a una mujer. La violencia sexual, que no solo no decrece sino que aumenta y se produce a edades cada vez más tempranas, hay que atajarla con leyes, pero también con educación. La precarización de muchos sectores feminizados, como el de limpieza o atención a dependientes; la brecha salarial, que continúa existiendo;  la representación de las mujeres en la industrial cultural requiere de estudios y medidas que combatan la hipersexualización, así como poner coto a la pornografía, al alcance libre de niños y jóvenes . En definitiva, Feministas al Congreso tiene un ingente trabajo por delante. Se trata de construir un partido sólido, que haga propuestas realistas, sensatas, de posible implementación. Que recoja los problemas reales y urgentes de las mujeres de este país. No se trata de asaltar los cielos, pues ya vemos que aquellos que lo pretendieron han acabado por los suelos con un vuelo gallináceo. Queremos volar alto, pero sin estrellarnos por exceso de ambición.

8 thoughts on “Feministas al Congreso echa a andar”

  1. Todo los argumentos que das ya los tiene en su programa y los ha defendido siempre el Partido Feminista. Menos egos y mas unidad.

  2. Isabel Sanmartin Gavin

    Estaría muy bien que Feministas al Congreso se manifestará contra el peligro armamentisco que nos amenaza. Ya lo viven muchos pueblos desde siempre, Afganistán, Siria, Libia, Yemen. Palestina…
    Ahora se acerca también a Europa.
    Sería genial que las diferentes organizaciones de mujeres saliéramos a la calle.

  3. Esther Fresneda Marugán

    Hola, buenos días. Me gustaría saber qué papel tiene en este partido la religión, es decir, los pañuelos, mantillas o cualquier símbolo religioso. Gracias de antemano.

  4. El Partido Feminista defiende estas
    mismas consignas.
    No sería bueno sumar fuerzas con él q lleva el bagage de muchos años de lucha?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *